Los tapones y embalajes especiales se fabrican mediante inyección plástica y cerámica.